PDF/EPUB Bueno para comer: Enigmas de alimentación y cultura Í publitags.co Í

Si a lo largo y ancho del globo hay pueblos y culturas ue detestan incluso hasta el límite de la repugnancia alimentos ue para otros son perfectamente aceptables la definición de lo Bueno para comer no puede basarse sólo en la pura fisiología de la digestión sino ue debe contar también con las tradiciones gastronómicas de cada pueblo y su cultura alimentaria En este apasionante estudio Marvin Harris muestra cómo los alimentos preferidos buenos para comer son auellos ue presentan una relación de costes y beneficios prácticos más favorable ue los alimentos evitados malos para comer y ue la arbitrariedad de los hábitos alimentarios puede explicarse mediante elecciones relacionadas con la nutrición con la ecología o con su mero costeSi a lo largo y ancho del globo hay pueblos y culturas ue detestan incluso hasta el límite de la repugnancia alimentos ue para otros son perfectamente aceptables la definición de lo Bueno para comer no puede basarse sólo en la pura fisiología de la digestión sino ue debe contar también con las tradiciones gastronómicas de cada pueblo y su cultura alimentaria En este apasionante estudio Marvin Harris muestra cómo los alimentos preferidos buenos para comer son auellos ue presentan una relación de costes y beneficios prácticos más favorable ue los alimentos evitados malos para comer y ue la arbitrariedad de los hábitos alimentarios puede explicarse mediante elecciones relacionadas con la nutrición con la ecología o con su mero costeSi a lo largo y ancho del globo hay pueblos y culturas ue detestan incluso hasta el límite de la repugnancia alimentos ue para otros son perfectamente aceptables la definición de lo Bueno para comer no puede basarse sólo en la pura fisiología de la digestión sino ue debe contar también con las tradiciones gastronómicas de cada pueblo y su cultura alimentaria En este apasionante estudio Marvin Harris muestra cómo los alimentos preferidos buenos para comer son auellos ue presentan una relación de costes y beneficios prácticos más favorable ue los alimentos evitados malos para comer y ue la arbitrariedad de los hábitos alimentarios puede explicarse mediante elecciones relacionadas con la nutrición con la ecología o con su mero coste